La existencia de un adecuado ambiente en el entorno de trabajo permite la convivencia y mantiene la productividad. Convivimos durante unos días con la organización para luego proponer, en su caso, acciones de mejora.

  • Analizamos cada puesto de trabajo, funciones, obligaciones y responsabilidades
  • Evaluamos individualmente el desempeño y el estado de motivación
  • Detectamos conflictos

La diversidad de las personas en educación, cultura y pensamiento (frecuentemente) hace inevitable el conflicto en el entorno laboral. Intentamos crear conciencia y transmitir herramientas y habilidades para una buena gestión de las emociones.

  • Proponemos y desarrollamos acciones para la resolución de conflictos
  • Negociamos la implantación de cambios en las organizaciones
  • Participamos en la negociación colectiva

Analizar cómo se hacen las cosas es un ejercicio necesario para detectar ineficiencias, cuellos de botella en la actividad de la empresa y situaciones que generan conflicto que se pueden evitar. El pensamiento estratégico nos permite fijar un plan, establecer objetivos y enfocar la organización a su cumplimiento.

  • Colaboramos en la definición de la planificación estratégica
  • Validamos los procedimientos de trabajo, formales y no formales
  • Proponemos medidas para facilitar las relaciones dentro de la organización
  • Implantamos gestión por objetivos

La salud física de los trabajadores es controlada periódicamente. Proponemos chequear además su estado de ánimo, de motivación e implicación, tanto al personal directivo, mandos intermedios y operarios. Una empresa saludable es una empresa con trabajadores felices.

  • Acompañamiento al equipo directivo en la toma de decisiones
  • Acompañamiento a los mandos intermedios para mejorar su eficacia

Mandos intermedios y directivos deben mantener un nivel adecuado de formación en habilidades de gestión de personas. Vivimos en entornos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos (VUCA) que exigen dominar habilidades y herramientas que faciliten una buena comunicación y trato amable, carencias que provocan frustración, conflicto y menor productividad.

  • Habilidades directivas
  • Control de emociones
  • Motivación
  • Negociación empresarial

La elección de los aspirantes más adecuados, en capacidades y en habilidades, es crucial para el buen funcionamiento de las organizaciones, para afrontar el crecimiento y para adaptar los procesos productivos a la nueva realidad cambiante.

  • Organización de eventos para la captación de talento
  • Investigación y evaluación de candidatos
  • Definición de puestos y búsqueda de candidatos